Trucos para limpiar el interior del coche

¿Te gustaría que tu coche luciera como nuevo por dentro? ¿Quieres eliminar las manchas, los malos olores y el polvo que se acumula en el habitáculo?

Si la respuesta es sí, este artículo es para ti. Te vamos a enseñar algunos trucos para limpiar el interior del coche de forma fácil, rápida y eficaz.

¿Por qué es importante limpiar el interior del coche?

Limpiar el interior del coche no solo es una cuestión de estética, sino también de salud y seguridad. Piensa que pasas muchas horas dentro de tu vehículo, ya sea por trabajo o por ocio, y que respiras el aire que circula por él.

Si no lo limpias con frecuencia, estarás expuesto a bacterias, ácaros, polen y otros alérgenos que pueden afectar a tu salud.

Por otro lado, limpiar el interior del coche también te ayuda a conservar su valor y su aspecto. Los materiales del salpicadero, la tapicería, el volante o las alfombrillas se deterioran con el tiempo y el uso, sobre todo si están expuestos al sol, al calor o a la humedad.

¿Qué se necesita para limpiar el interior de un coche?

Para limpiar el interior del coche correctamente, necesitas contar con algunos productos y herramientas. Estos son los imprescindibles:

  • Una aspiradora de mano o de casa con diferentes boquillas que pueda llegar a todos los rincones.
  • Un quitamanchas para la tapicería, adecuado al tipo de tela (cuero, tela o sintética).
  • Un paño suave y seco para limpiar el polvo del salpicadero y otras superficies.
  • Un producto abrillantador para el salpicadero que le dé un aspecto renovado y lo proteja del sol.
  • Un limpiacristales específico para coches, que evite que se empañen y que no deje marcas.
  • Un cepillo húmedo para limpiar los pedales y las alfombrillas.
  • Un cepillo seco para limpiar las rejillas del aire acondicionado y otros huecos difíciles.
  • Un ambientador para eliminar los malos olores y darle un toque personal a tu coche.

¿Cómo limpiar el interior del coche paso a paso?

Ahora que ya tienes todo lo necesario, te explicamos cómo limpiar el interior de tu coche paso a paso:

1. Aspira todo el interior

El primer paso es aspirar todo el interior del coche para eliminar el polvo, la arena, las migas y otros restos que se hayan acumulado en el suelo, los asientos, las puertas y el maletero.

Usa una aspiradora potente y con diferentes boquillas para adaptarte a cada zona. No te olvides de mover los asientos hacia adelante y hacia atrás para aspirar por debajo y acuérdate de sacar las alfombrillas para aspirarlas por separado.

2. Limpia las manchas de la tapicería

El segundo paso es limpiar las manchas que puedan tener los asientos, las puertas o el techo del coche. Para ello, utiliza un quitamanchas específico para la tapicería y sigue las instrucciones del fabricante.

Aplica el producto sobre la mancha y déjalo actuar unos minutos. Luego, podrás frotar con un paño húmedo. Repite el proceso hasta que la mancha desaparezca y deja que seque.

3. Limpia el salpicadero y otras superficies

El tercer paso es limpiar el salpicadero y otras superficies como el volante, la palanca de cambios, los mandos o los posavasos. Usa un paño suave y seco para quitar el polvo.

Luego, aplica un producto abrillantador que le dé un aspecto renovado y lo proteja del sol. Frota con el paño siguiendo las indicaciones del producto y evita aplicarlo sobre las pantallas o los botones, ya que puede dañarlos.

4. Limpia los cristales y los espejos

El cuarto paso es limpiar los cristales y los espejos del coche por dentro, para mejorar la visibilidad y evitar que se empañen. Emplea un limpiacristales específico para el coche y un paño de microfibra que no deje pelusas.

Aplica el producto sobre el cristal o el espejo y frota con el paño haciendo movimientos circulares. Repasa con otro paño seco para eliminar los restos de producto y las posibles marcas.

5. Limpia los pedales y las alfombrillas

El quinto paso es limpiar los pedales y las alfombrillas del coche, que suelen estar muy sucios por el contacto con los zapatos. Utiliza un cepillo húmedo para frotar los pedales y eliminar la suciedad y el barro que puedan tener.

Luego, pasa un paño seco para secarlos. Para las alfombrillas, puedes usar el mismo cepillo húmedo o lavarlas con agua y jabón si están muy sucias. Déjalas secar bien antes de volver a colocarlas en el coche.

6. Limpia los huecos y las rejillas

El sexto paso es limpiar los huecos y las rejillas del coche, donde se suele acumular mucha suciedad que puede afectar al funcionamiento del aire acondicionado o al olor del coche.

Para ello, usa un cepillo seco para limpiar las rejillas del aire acondicionado y otros huecos difíciles como el hueco entre los asientos o los compartimentos de las puertas. También puedes emplear un bastoncillo de algodón o una pinza con un trozo de tela para llegar a los rincones más pequeños.

7. Perfuma el interior del coche

El último paso es perfumar el interior del coche para eliminar los malos olores y darle un toque personal a tu vehículo. Usa un ambientador que te guste y que no sea muy fuerte ni molesto.

Puedes elegir entre diferentes formatos como espray, difusores, colgantes o clips. Coloca el ambientador en un lugar adecuado según su tipo y renuévalo cuando pierda su aroma.

Ahora que tienes todos los trucos para limpiar el interior de tu coche, es la hora de ponerlos en práctica. Recuerda, mantener tu coche limpio no solo mejora su apariencia, también contribuye en la mejora de tu salud y bienestar.

Cuidamos de ti

Post Recientes

Redes sociales